Constitución SL

¿Quieres iniciar tu propio negocio?

¿Quieres emprender y tener tu propio negocio? Emprender es una aventura y queremos ir de la mano contigo. Para crear tu negocio tienes dos posibilidades:

  • Darte de alta como autónomo y pagar la tarifa plana, si tienes derecho.
  • Crear una PYME mediante la constitución de una sociedad de responsabilidad limitada o SL.

Nuestro objetivo es que te centres en tu negocio y que nos dejes asesorarte y ayudarte en todos los pasos para constituir una SL. Podrás obtener las siguientes ventajas:

  • Tenemos una dilatada experiencia en la creación de empresas, por lo que te diremos cuáles son los pasos a seguir y resolveremos todas las dudas que te surjan.

  • Ahorrarás tiempo y dinero porque haremos todos los trámites de forma rápida y tendrás un único interlocutor. No perderás tiempo en hacer los trámites por ti mismo y en buscar información. Te lo damos hecho.

  • Conocerás los derechos y obligaciones que tienes en función del tipo de administración que elijas para la SL (administrador único, administradores mancomunados o solidarios, consejo de administración).

  • Todas las gestiones se realizan de forma rápida y eficaz, tu sl estará constituida en 15 días.

Constituye tu SL de la mano de expertos

¿Qué gestiones realizamos?

  • Solicitud de denominación en el Registro Mercantil Central. Podrás solicitar hasta cinco denominaciones diferentes.

  • Asistencia al otorgamiento ante Notario de la Escritura de constitución de sociedad.

  • Solicitud del NIF definitivo.

  • Alta en el IAE (Impuesto de Actividades Económicas).

  • Alta censal en la Agencia Tributaria.

  • Alta o variación de datos como autónomo.

  • Alta como centro de trabajo.

  • Inscripción en la Seguridad Social como empresario.Liquidación de la minuta del Notario, del coste del Registro Mercantil y de la publicación en el BORME.

¿Qué diferencia hay entre ser autónomo y constituir una SL?

Es probable que te preguntes si a la hora de emprender es mejor darse de alta como autónomo o crear una SL. Te contamos las diferencias:

  • Los trámites para darte de alta como autónomo son más sencillos y económicos  que los que hay que realizar para crear una SL.
  • Como autónomo respondes con todo tu patrimonio de las deudas presentes y futuras de tu negocio, en una sociedad es el patrimonio social el que responde de esas deudas.

  • Las obligaciones tributarias para la sociedad son mayores que para una persona física, por eso la cuota mensual de la gestoría en la sociedad es mayor.
  • En el caso de las SL es necesario aportar 3.000 euros como capital social (en efectivo o bienes), mientras que como autónomo no es necesario realizar esa aportación.

  • La imagen es más profesional en el caso de una SL puesto que da el aspecto de una organización más grande.