Si usted canjeo participaciones preferentes por acciones, con toda seguridad, obtuvo unas pérdidas por la quita con que la entidad bancaria le obligó a canjear las mismas, estas pérdidas producen un rendimiento del capital mobiliario negativo que debe incluirse en la base del ahorro, de la declaración de la Renta.

¡Atención¡Este rendimiento negativo solo se puede compensar con rendimientos positivos de capital mobiliario generados en el mismo período o, en caso de que no sean suficientes, en los cuatro períodos impositivos siguientes, pero nunca con otras rentas.

Si, una vez canjeadas las participaciones en acciones, usted vendió estas últimas, debe saber que  la venta de las acciones da lugar a una ganancia de patrimonio, que no se puede compensar con la pérdida derivada de la quita producida en el momento del canje de las participaciones preferentes por las acciones, pues, como hemos mencionado anteriormente, dicha renta negativa tiene la consideración de rendimiento de capital mobiliario y las acciones producen una ganancia patrimonial y ambos conceptos no  son compensables entre si.

Ahora bien, ¡Importante¡, si usted acudió al arbitraje de la entidad bancaria y su laudo arbitral fue estimado, el tratamiento fiscal en la Renta es muy diferente.

La resolución favorable del laudo arbitral supone que las operaciones realizadas antes de la firma del convenio arbitral, es decir la recompra de las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas y la venta de las acciones obtenidas en el canje, no van a tener efectos tributarios, en la Declaración de la Renta.

De esta forma, usted sólo deberá declarar un  rendimiento de capital mobiliario calculado por la diferencia entre la cantidad máxima a restituir fijada en el propio laudo y el valor de suscripción o adquisición de las participaciones preferentes y obligaciones subordinadas, y no deberá declarar en Renta la ganancia patrimonial producida por la venta de las acciones, aunque las hubiera vendido.

CONSÚLTENOS Y ASEGÚRESE DE HACER LO CORRECTO EN CADA MOMENTO, PORQUE TRATAR CON EXPERTOS LE REPORTA TRANQUILIDAD.