A partir del 2016 desaparece la obligación de practicar retención del 1% a empresarios que realizan determinadas actividades de fabricación y construcción (pintores, fontaneros, albañiles, carpinteros, confección textil…), por haber quedado dichas actividades excluidas del régimen de módulos (que en 2016 pasan a tributar por estimación directa).

Sí seguirá existiendo únicamente la obligación de practicar el 1% de retención cuando su empresa contrate servicios de transporte de mercancías por carretera,  realizados por empresarios que sigan tributando en 2016 por el régimen de módulos.

Es muy importante tener en cuenta este cambio, dado que el obligado a practicar e ingresar a Hacienda las retenciones siempre es el pagador/cliente.

CONSÚLTENOS Y ASEGÚRESE DE HACER LO CORRECTO EN CADA MOMENTO, PORQUE TRATAR CON EXPERTOS LE REPORTA TRANQUILIDAD.