Si te planteas emprender tu propio negocio, es normal que te preguntes “¿tendré derecho a paro si no funciona?”

A diferencia de los trabajadores por cuenta ajena y de acuerdo con el texto refundido de la Ley General de Seguridad Social, los trabajadores autónomos cuentan con un sistema específico de protección por cese de actividad que es de carácter obligatorio desde enero 2019, según el RDL 28/2018.(Esta prestación económica puede ser de carácter temporal o definitiva. En el presente artículo haremos únicamente referencia a la prestación económica de carácter definitivo).

Es fácil pensar que, si estás cotizando por esta contingencia en el momento en el que decidas darte de baja como autónomo, tendrás derecho a la prestación por cese de actividad, pero debes saber que no siempre será así, ya que los requisitos para poder acceder a ella son bastante estrictos y en la mayoría de casos difíciles de cumplir.

He decidido darme de baja como autónomo, ¿qué requisitos debo cumplir para poder acceder a la prestación por cese de actividad?

Será necesario cumplir con los siguientes requisitos:

  • Estar afiliado en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos
  • Encontrarse en situación legal por cese de actividad.
  • Encontrarse en situación legal por cese de actividad todas aquellas personas que cesen la actividad por alguna de las siguientes causas:
    • Motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos (a continuación, explicaremos cómo acreditarlo).
    • Causas de fuerza mayor
    • Pérdida de licencia administrativa
    • Violencia de género
    • Divorcio o acuerdo de separación matrimonial

En ningún caso se considerará situación legal de cese de actividad a aquellos autónomos que cesen voluntariamente su actividad.

  • Acreditar un período mínimo de cotización por cese de actividad de doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese. (Este requisito puede llevar a confusión, ya que depende del motivo de cese, el periodo mínimo de cotización requerido será superior, tal y como a continuación te explicamos.)
  • No haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, salvo que no tuviera acreditado el período de cotización requerido para ello.
  • Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.
  • Suscribir el compromiso de actividad y acreditar activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo.

¿Qué se entiende por motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos?

Se entenderá que existen dichos motivos cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:

  1. Existan pérdidas derivadas del desarrollo de la actividad superiores al 10% de los ingresos obtenidos en el último año completo, quedando excluido el primer año de inicio de actividad. (En este caso, el periodo mínimo de cotización para poder acceder a la prestación será de 24 meses, ya que tal y como indica la norma, los 12 primeros meses de actividad quedan excluidos.)
  2. Ejecuciones judiciales o administrativas pendientes al cobro de las deudas reconocidas por los órganos ejecutivos, que comporten al menos el 30% de los ingresos del ejercicio económico inmediatamente anterior.
  3. La declaración judicial de concurso que impida continuar con la actividad.

Y si soy autónomo societario, ¿también podré cobrar la prestación?

Sí, siempre que se acredite que ha disminuido el patrimonio neto de la sociedad por debajo de las 2⁄3 partes de la cifra del capital o pérdidas superiores al 10% de los ingresos obtenidos en el mismo periodo, excluido el primer año de inicio de la actividad.

En el caso de ostentar el cargo de administrador y cesar involuntariamente, habrá que acreditarlo con el acuerdo adoptado en la junta de socios y presentado al registro mercantil.

Si me encuentro de baja médica y causo baja de autónomos, ¿qué sucede?

En este caso seguirás cobrando la prestación por incapacidad temporal, pero su cuantía pasará a ser la que te correspondería por la prestación de cese de actividad. Es decir, si ya has superado el día 20 de la baja médica estarás cobrando un 75% de tu base de cotización, mientras que si causas baja como autónomo, la mutua seguirá pagando la prestación por incapacidad temporal, pero por el importe correspondiente a un 70% sobre tu base reguladora.

Si cumples todos los requisitos para acceder a la prestación por cese de actividad, tendrás derecho a ella una vez te tengas alta médica. En ese caso, se descontará de la duración de la prestación por cese de actividad el tiempo ya consumido desde que causante baja de autónomos hasta que te dieron el alta médica.

¿Cómo debo tramitar la prestación por cese de actividad?

La solicitud de prestación por cese de actividad será presentada ante la mutua y se podrá presentar hasta el último día del mes siguiente al que se produjo el cese por actividad.

Una vez presentada la solicitud, la mutua resolverá en el plazo de 30 días hábiles.

Duración de la prestación económica

Con carácter general, el período de disfrute de la prestación se calculará en función de los períodos cotizados por el trabajador dentro de los 48 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad. A continuación, te indicamos la duración de la prestación en función del tiempo cotizado:

Meses cotizados Meses de prestación a los que se tiene derecho
De 12 a 17 4
De 18 a 23 6
De 24 a 29 8
De 30 a 35 10
De 36 a 42 12
De 43 a 47 16
De 48 en adelante 24

*Recuerda que si el motivo del cese de actividad es por causas económicas obligatoriamente deberás haber cotizado un mínimo de 24 meses, por lo que la duración mínima a la que tendrás derecho serán 8 meses.

Cuantía de la prestación

La cuantía de la prestación será del 70% de la base reguladora, calculada según el promedio de las bases por las que hubieras cotizado durante los 12 meses anteriores a la situación legal de cese de actividad.

El importe de dicha cuantía no podrá ser inferior a la prestación mínima ni superior a la prestación máxima que se establece en función de tu situación familiar:

Cuantía mínima 2022 Cuantía máxima 2022
Sin hijos a cargo: 540,41€ Sin hijos a cargo: 1.182,16€
Con hijos a cargo: 722,8€ Con un hijo a cargo: 1.351,04€
Con dos o más hijos a cargo: 1.519,92€

 Se entiende que los hijos están a cargo cuando son menores de 26 años o mayores con discapacidad del 33%, convivan en el domicilio y carezcan de rentas superiores al salario mínimo interprofesional menos la parte proporcional de las pagas extraordinarias (para el 2022, el límite de rentas estaría en 12.000 € brutos anuales).

Abono de la cotización durante la prestación por cese de actividad

Mientras tenga derecho a la prestación por cese de actividad, será la mutua quien ingresará las cotizaciones correspondientes a la base reguladora de la prestación, por lo tanto, este periodo se entenderá como tiempo cotizado a efectos del futuro cálculo de la pensión de jubilación.

En vez de cobrar la prestación por cese de actividad, ¿puedo optar por reanudar la prestación por desempleo al haber cotizado anteriormente como trabajador por cuenta ajena?

Si tras el inicio de la actividad por cuenta propia decides cerrar el negocio, existe la opción de reanudar la prestación por desempleo que quedó suspendida al darte de alta como autónomo, siempre y cuando cumplas los requisitos anteriormente descritos para acreditar que te encuentras en situación legal por cese de actividad.

(Encontramos la respuesta en el artículo 271 de la Ley General de la Seguridad Social. Dicho precepto regula la suspensión del derecho a la prestación por desempleo.)

¿Qué debo tener en cuenta antes de solicitar la reanudación?

  • No pueden haber transcurrido más de 60 meses desde que suspendiste la prestación para darte de alta como autónomo.
  • Si optas por reanudar la prestación por desempleo, las cotizaciones que generaron la prestación por cese no podrán computarse para el reconocimiento de un derecho posterior.
  • Tendrás un plazo de 15 días hábiles a partir del cese como autónomo para poder solicitar la reanudación de la prestación por desempleo.
Contacta con nosotros para más info