La devolución de las cantidades pagadas de más por la aplicación de la cláusula suelo no es renta a declarar en el IRPF, pero si las cantidades que se devuelven dedujeron por vivienda en la declaración, sí que hay que regularizar, sepa como.

Las cantidades devueltas que formaron parte de la base de deducción por inversión en vivienda habitual, deben regularizarse, añadiendo las cantidades indebidamente deducidas en su día, a las cuotas liquidas devengadas en el ejercicio en que procede la devolución y además se deben añadir los intereses de demora.

Si además se ha recibido del banco un interés indemnizatorio, estos intereses se consideran una ganancia patrimonial que deberán incluirse en la base imponible del impuesto.

CONSÚLTENOS Y ASEGÚRESE DE HACER LO CORRECTO EN CADA MOMENTO, PORQUE TRATAR CON EXPERTOS LE REPORTA TRANQUILIDAD